Básicos para construir una marca personal


Una marca personal, en su concepto más simple, ya está creada.

Si. Todos la tenemos en este momento.

Sólo que, no se ha comunicado efectivamente y de manera constante.

Todo lo que haces día a día, que pudiera parecer automático y cero extraordinario, para muchos lo es.

Por ello, es importante reconocer que cada aprendizaje, reflexión, aspiración y crecimiento son tu base de comunicación para una marca personal.

Las 3 etapas de una marca personal

Este es el proceso básico del mismo.

1. Esencia.

Como punto inicial, debemos identificar el conjunto de hábitos. Personales y/o profesionales.

Un ejemplo.

Eres arquitecto y te gusta tu profesión. Eres influyente y reconocido por tu portafolio.

Sin embargo, de manera orgánica, también amas los maratones.

Eres un excelente atleta y todos los domingos asistes a carreras.

Y, también, has disfrutado del ajedrez por años y eres campeón en tu empresa.

Excelente. Tienes 3 hábitos interesantes en este momento.

Los ponemos en una lista y consideramos qué tanto nos gustaría hablar sobre ellos.

Eso es marca personal. Amplificar a nuevos círculos.

Date cuenta que tienes múltiples hábitos, habilidades, gustos y conocimiento en muchas áreas. Elige los que más resuenen contigo.

2. Creación. Documenta lo que haces.

Saber de qué Hay un proceso que puedo recomendarte ampliamente.

Fotos y videos

Tu celular es tu mejor amigo.

Usa su cámara, no sólo para los momentos más importantes de tu vida, sino también para instantes casuales.

Acostúmbrate a usarla con mayor frecuencia.

Empieza con fotos. Saca muchas todos los días.

Y, llegando a un punto de comodidad, graba video.

Guarda tu material en tu computadora y analízalo constantemente.

Con esto, visualizarás:

"¿Qué hago todos los días? ¿Qué disfruté hacer hoy?"

Ese material es inspiración para poder entender con mayor claridad qué comunicar y detectar los hábitos relacionados.

3. Distribución.

Una vez que encuentras la línea de contenido que quieres ejecutar, es el momento de pensar en publicar.

Ahora, no va a ser tan complicado si cruzaste los dos anteriores.

Tienes una biblioteca llena de fotos con historias y experiencias en la cabeza.

Vas a evitar el problema: "¿Qué voy a publicar hoy?". Porque ya tienes material.

Te recomiendo enormemente iniciar con Facebook.

Pequeños artículos. Imágenes incluidas. Hasta llegar al punto donde haces videos más interesantes.

Esa es la base principal.

Una vez dominada esa, puedes hacer salto a las diferentes redes sociales.

Instagram. Twitter. Linkedin. Etcétera.

Siguientes pasos...

Itera mucho.

La misma marca personal es un hábito por sí mismo.

La idea no es creer que hay que preocuparnos por lo que las demás personas piensen.

La idea es comunicar nuestra aspiración y hacia donde nosotros estamos caminando. Y, en el camino, a más personas sincronizadas con nuestro estilo de vida.

Mike Nieva

Education | Technology | Lifehacker | COO - TAB University

Conoce más de sus artículos.