Tu equipo de PADs


Simon Sinek es uno de mis investigadores favoritos en el tema de liderazgo social.

Tiene un concepto increíble que siempre ha sido una de mis líneas profesionales.

En tiempos ancestrales, una persona que era considerada "líder" debía tener ciertas cualidades. Y, regularmente, eran los más fuertes, rápidos y hábiles de un grupo.

Por consiguiente, los demás integrantes estaban TOTALMENTE de acuerdo en que ese LÍDER podía tener acceso al mejor alimento ó lugar para habitar.

Mejores privilegios.

Y, seamos sinceros, este acuerdo sonaba a que era muy interesante serlo.

Tienes acceso a más derechos, un grado de poder, un reconocimiento superior y dentro del medio, tu decisión tiene más peso sobre TODOS los demás.

Ahora bien, cabe destacar que esto no era GRATIS.

Hay un precio emblemático.

Las personas consideradas líderes debían SIEMPRE responder, incluso con su propia vida, al peligro, amenaza ó situación de riesgo donde se involucrara la salud física ó mental de uno o varios miembros.

Debían responsabilizarse y organizar respuestas efectivas ante todo lo que afectara la supervivencia.

Su mayor función era gestionar, dirigir y crear ambientes donde todos se sintieran seguros y avanzaran como grupo.

TODOS CONFIANDO ENTRE TODOS.

El grupo no era tonto. No otorgaba el honor a ciertos "elegidos" sólo porque sí.

Ellos sabían que había personas que eran más capaces para dirigirlos, mantenerlos unidos y vivos.

Daban la seguridad y comodidad de que todo estaría bien y había una promesa de prosperidad.

Y, bajo este mismo concepto, así es como nacen las comunidades, las empresas y las grandes organizaciones.

En donde trabajes, APLICA TAMBIÉN ASÍ.

Llegarás tan lejos tanto como tú y tu equipo aprendan a cuidarse las espaldas, su control de los dramas y el nivel de enfoque a entregar valor constantemente.

Cuando una persona está más preocupada por lo que su jefe piense de él, se hablen más de los chismes de la oficina que construir el siguiente producto increíble o ya quieras irte porque realmente no te importa lo que vaya a pasar, es ahí cuando nos damos cuenta que, probablemente, hay cambios duros que debas ejecutar.

Todo lo que te conté es para decirte que en mayor frecuencia debes ser un líder audaz.

Si. Tú. Sé esa persona.

Una PAD, en todo el sentido, no es sólo dominarse a nivel personal, también requiere influir en su entorno.

Ser un líder es una decisión, no un rango.

Sé audaz contigo y tu equipo, por el bien de TODO tu negocio.

Recuerda siempre que el mayor peligro es externo. El mercado no tiene piedad sobre ti y te hará pedazos si no juegas a tu máximo nivel profesional.

El mantra que tengo con varios equipos en los que he participado es:

"I've got your back and you've got mine."

Es difícil. Si.

Hay personas que no soportas ni les importas en la empresa. Claro. Probablemente.

Pero, también nunca te dije que fuera fácil.

Es una realidad que los negocios más exitosos empiezan con un equipo comprometido y su habilidad para generar confianza entre ellos.

Sincronízate aún más con tu equipo. Haz ese esfuerzo. Vale la pena llegar acompañado que solo en este camino.

Mike Nieva

Education | Technology | Lifehacker | COO - TAB University

Conoce más de sus artículos.